Presión

PresionesBN

Quien quiere sacar adelante un proyecto innovador en el ámbito escolar, tiene dos caminos posibles para intentarlo: El lógico e inteligente que consiste en hacer partícipe a toda la comunidad, tratando de aunar esfuerzos y buscar la pluralidad (aunque en el camino haya que ceder algo de la idea original) o el de tratar de imponer el criterio propio como la única ideología válida, sirviéndose de un grupo útil y únicamente porque es necesario para que el proyecto de tiempos escolares sea legal.

Por supuesto, sin apoyos no es posible sacar adelante un proyecto de jornada continua con la normativa que se va a aprobar en Aragón. Y sin las representantes de madres y padres del Consejo Escolar tampoco. Y si hay que presionarlas para que dejen de ejercer su libre participación en el Consejo Escolar, pues se les presiona. Eso está pasando ya. Antes incluso de aprobar la normativa, las presiones han llegado. No es la primera vez que ocurre.

Presiones

Vamos a visibilizar a un grupo de madres y padres que no forman parte de ningún bando, que son la mayoría, y que también tienen mucho que decir. Pero no solo con nuestro voto, ni en el Consejo, ni Asambleas, ni en la posible votación a una jornada sobre tiempos escolares. Tenemos mucho que debatir, tenemos mucho que informar porque tenemos argumentos para olvidarnos por un momento de lo que más nos conviene a nivel particular y pensar en el interés colectivo y en el bien común. Porque nuestr@s hij@s no van al colegio a recibir clases particulares de matemáticas, sino a formar parte de un proyecto comunitario, igualitario y libre, llamado Escuela Pública.

En nuestro colegio, el equipo directivo ya ha optado por el camino equivocado, tratando de imponer contra viento y marea lo que es a todas luces una reivindicación laboral de su colectivo, esgrimiendo como argumento la existencia de un grupo de familias interesadas en un modelo de jornada diferente (veremos cómo al final les invade el sentimiento de haberse sentido utilizadas, pero han de saber que sus miedos, sus inquietudes y sus argumentos para trabajar por una escuela mejor son compartidos con los nuestros, y que trabajaríamos mejor juntos que siguiendo las instrucciones de quien trata de enfrentarnos). No seremos nosotros quienes le esperemos en un cruce para tenderle una emboscada inesperada. Utilizaremos el camino que creemos más adecuado para que todas las familias sepan qué es lo que hay detrás de este proyecto: Una reivindicación laboral que verá como hay un trasvase de maestros a aquellas escuelas que hayan apostado por una jornada continua, pero que pagarán el precio de perder el tejido social que se crea en el colegio por las tardes.

 

 

Anuncios

Un comentario en “Presión

  1. Impresionante documento, y que sabias palabras… Con lo fácil que habría sido retrasarlo para el curso,escolar del año que viene y realmente,con tiempo, dedicar energías para algo positivo para todos y no estas prisas y ocultismo actuales

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s