Las consecuencias II

 

http://www.heraldo.es/noticias/aragon/2016/09/23/varios-comedores-escolares-pierden-tercio-los-ninos-por-jornada-continua-1071720-300.html

Habrá quien vea la botella medio llena o incluso a rebosar, porque sus hijos e hijas puedan comer en casa, o salir un rato antes del comedor acogiéndose a una medida excepcional. Lo que está claro es que es un servicio público indispensable al que la administración ahora debe asignar menos recursos, y que por tanto le supone un ahorro. No olvidemos que a pesar del precio que pagamos por el servicio de comedor escolar, la consejería de educación ha insistido en que es deficitario, así que a menos comensales, menos gasto.

Analicemos una cita del artículo que publica Paula Figols en Heraldo:

“Las familias que pueden se han organizado para recoger a los niños a las 14.00, cuando acaben las clases, y así pueden comer y descansar en casa”apunta Amparo Terrado, la directora del colegio Parque Goya, que pasa de 290 niños en el comedor a 210.

Claro, esta organización familiar solo es posible, según la directora de ese colegio, con un modelo de jornada continua. Hasta ahora las familias no se podían organizar para sacar a sus hijos e hijas a comer en casa, o en casa de abuelas y abuelos, o creando comedores compartidos con otras familias según turnos y horarios (esta semana en mi casa y la que viene en la tuya…). Pues sí que podían, sí que podemos y sí que lo hacemos, así que esa razón no justifica un 27% menos de comensales en su centro.

Es cierto que para cualquier persona es más factible estar liberada de obligaciones laborales a las 2 de la tarde que a las 12, pero tampoco es fácil no estar trabajando a mediodía. Hay más razones por las que quitar a nuestros hijos e hijas del comedor escolar. Precios por encima del coste real del servicio; ratios de monitoras lejanos a lo adecuado, siendo por tanto el comedor una fuente de conflictos que en ningún otro momento de la vida escolar ocurrirían; espacio poco didáctico en el que se come por necesidad vital pero con poco contenido educativo (no hay ni siquiera espacio/tiempo para la higiene dental); necesidad de pagar actividades extraescolares en ese horario porque la atención en el tiempo libre antes y después de comer apenas tiene ningún contenido,…

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “Las consecuencias II

  1. Y que ocurrirá con Comedores donde un alto porcentaje son niños becados? Si ya esos comedores no quieren ser atendidos por las propias empresas adjudicatarias debido a que la administración les paga a 9 meses? Se quedarán convertidos en ghettos de becados, como ocurre en meses de septiembre y junio. Se quedará sólo con niños que sus padres no trabajan y que es un elevado coste para la administración? Parece bastante obvio que llevarán el mismo camino que en comunidades autónomas próximas, su desaparición. Y ya no quiero pensar en los comedores del medio rural.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s